La estrategia de desarrollo 2007-2013

A la hora de marcarnos una estrategia de desarrollo, debemos partir de unos objetivos transversales en todo el territorio y en todo el Programa de desarrollo que se pretende implantar para el periodo 2007-2013 en las Tierras del Jiloca y Gallocanta.

Como objetivos transversales el Grupo de Acción Local se plantean:

  1. – La gobernanza: entendida como la capacidad de ponerse de acuerdo toda la población de un territorio con el objeto de favorecer el desarrollo endógeno del mismo. El objetivo no es sólo aplicar esta capacidad de gobernanza en el propio funcionamiento del Grupo, sino que desde ADRI se debe trasladar la experiencia adquirida a lo largo de los años a otros ámbitos sociales y políticos de la zona.
  2. – El asociacionismo: la falta de población en esta zona implica que no exista un grado aceptable de asociacionismo, y no porque no existan asociaciones, sino porque la dinámica de éstas es muy pobre en cuanto a objetivos y a las escasas actividades, y las pocas personas con ganas de hacer cosas en el territorio están en muchas asociaciones a la vez y terminan cansándose del esfuerzo que supone dinamizarlas. Por eso ADRI mimará todas las actuaciones surgidas en estos colectivos y favorecerá el fortalecimiento del funcionamiento de las mismas.
  3. – La cooperación: no es sólo una de las medidas que debe desarrollar el Programa Leader, sino también debe ser un objetivo a potenciar entre los diversos agentes económicos de esta zona, puesto que una iniciativa que surge de la colaboración entre diversas entidades tiene mayor capacidad de éxito que el individualismo, y más si tenemos en cuenta la falta de masa crítica de todos los sectores en este medio rural.
  4. – La complementariedad: entendida como la optimización de los recursos tanto económicos como sociales. Debemos conocer lo que están realizando los agentes sociales, políticos, económicos para no duplicar esfuerzos y coordinar las actuaciones.
  5. – La transferibilidad y la innovación: enlazando con el punto anterior, debemos favorecer el intercambio de experiencias y los efectos demostrativos que pueden implicar determinadas acciones en el territorio. Para ello, se debe difundir desde ADRI a toda la población local las buenas prácticas del desarrollo de nuestro territorio.
  6. – La calidad: aplicada a todo el proceso de desarrollo de un territorio, desde la gestión de sus recursos económicos o humanos, hasta los productos o servicios que se generan en él.
  7. – La formación: entendida no sólo como la mejora en la cualificación, sino también como elemento dinamizador de la población y por lo tanto aplicable a todos los aspectos de desarrollo de la persona.
  8. – Las nuevas tecnologías: que son capaces de mejorar las comunicaciones en un territorio tan extenso y tan poco poblado como el nuestro.
  9. – El empleo: genera riqueza en un territorio y dinamismo social, especialmente, el empleo de las mujeres y de los jóvenes -cualificados, sobre todo- que son los sectores más críticos en nuestra zona de actuación.
  10. – La sostenibilidad de todos los recursos con los que contamos en nuestro territorio. La aplicación de las energías renovables, los criterios medioambientales en las acciones propuestas deben asegurar el mantenimiento de nuestra zona para las generaciones futuras.
Comparte con tus contactosShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn
Redes Regionales Asociadas
ARA. Andalucía RADR. Aragón READER. Asturias Canarias Red Cántabra. Cantabria RCMDR. Castilla-La Mancha HUEBRA. Castilla y León Catalunña REDEX. Extremadura RMDR. Murcia