Los Grupos Leader proponen al Gobierno de Aragón la aprobación de 375 proyectos para la diversificación económica, el empleo y los servicios que ayudarán a mantener los pueblos vivos

julio 26, 2019
Los 20 Grupos Leader han propuesto la aprobación de un total de 375 proyectos en el primer tramo de 2019 de la convocatoria de ayudas ligada sus estrategias de desarrollo rural. La ejecución de estos proyectos supondrá una inversión de 23 millones de euros que la UE y el Gobierno de Aragón apoyarán con una ayuda pública de algo más de nueve millones de euros.

Más de la mitad de estos proyectos aumentan la competitividad de las empresas rurales, crean y fijan el empleo rural, ponen en valor los recursos locales y diversifican la base de la economía rural. Los demás proyectos mejoran los servicios públicos a la población rural y los espacios públicos e impulsan mejoras en ahorro y eficiencia energética y en el uso de las energías renovables. En conjunto, 375 nuevos proyectos que contribuyen a mantener la población en nuestros pueblos.

A estos 375 proyectos se suman los proyectos aprobados en las convocatorias de las estrategias de desarrollo rural Leader 2014-2020 publicadas entre 2016 y 2018: hasta finales de 2018 con Leader se había comprometido una ayuda pública de unos 29 millones de euros de la que ya se habían pagado casi 25 millones. Con Leader se había apoyado hasta entonces la creación y consolidación de más de 1.000 pequeñas empresas que habían creado 900 empleos. El 50 % de estos empleos son ocupados por mujeres, especialmente en el sector turístico y en el agroalimentario. En los proyectos productivos se había creado un empleo por cada 25.000 euros de ayuda pública y se había consolidado un empleo rural por cada 7.500 euros de ayuda pública. 

El pasado 28 de febrero se cerró el primer plazo de presentación de solicitudes de ayuda de las estrategias de desarrollo rural Leader de la convocatoria de 2019. Después de que los 20 Grupos Leader de Aragón analizaran cada uno de los proyectos presentados y recibieran toda la documentación, en junio los Grupos aprobaron sus propuestas de aprobación de proyectos y las presentaron a DGA.

Los proyectos ahora tienen que ser revisados por los servicios del Gobierno de Aragón y se espera que durante los dos próximos meses se sigan aprobando estos proyectos. La lista de los proyectos se puede consultar en la web de DGA (clasificados por Grupos) y en la web de RADR (clasificados por convocatorias).

Los proyectos productivos

El 53% de estos proyectos son de carácter productivo. Los Grupos Leader han propuesto ayudar con 5,6 millones de euros a estos 197 proyectos que invertirán en nuestros pueblos un total de más de 17 millones de euros. Cada euro de ayuda pública generará una inversión privada de algo más de otros dos euros privados. Por proyecto, la media de la ayuda pública se sitúa en torno a los 28.000 euros y la media de inversión a los 88.000 euros.

La parte principal de estos proyectos productivos mejoran la competitividad de las pequeñas empresas ya existentes que están diseminadas por todo el medio rural de Aragón. Así, se generan y consolidan una cantidad importante de empresas y de empleos directos e indirectos en el medio rural que contribuyen de forma difusa y eficaz a mantener a la población en los pueblos y a diversificar la base de la economía rural.

Los proyectos más frecuentes consisten en adquirir nueva maquinaria, ampliar y crear pequeñas industrias y modernizar instalaciones y procesos productivos industriales. Además son beneficiarias numerosas pequeñas empresas de la industria agroalimentaria y del sector cooperativo y agrario de transformación y comercialización.

Otro de los principales sectores beneficiarios es el turístico, en el que encontramos numerosos proyectos que mejoran la oferta de servicios existentes y crean otros nuevos. Pero también hay inversiones para mejorar en ahorro y eficiencia energética; para mejorar y crear nuevas empresas que ofrecen servicios a la población rural, como los de atención personal (por ejemplo, de fisioterapia, lavanderías o clínicas dentales), para las personas mayores, comercios, obradores de pan y pastelería, etc.

Los proyectos productivos tienen como fin producir bienes o servicios privados para su venta o para aumentar el valor de las propiedades privadas.

Los proyectos no productivos

Los restantes 178 proyectos que los 20 Grupos Leader de Aragón han propuesto a DGA para su aprobación son proyectos no productivos o de cooperación entre particulares. De ser aprobados, obtendrían una ayuda pública total de unos 3,5 millones de euros y supondrían una inversión total de 5,5 millones de euros, es decir, unos 20.000 euros de ayuda media por proyecto y algo más de 31.000 euros de inversión media.

Los proyectos no productivos son los que invierten en bienes o servicios públicos que no pueden venderse o que prestan o bien entidades públicas en el ejercicio de sus funciones o bien asociaciones sin fin de lucro, un sector en el que participan un verdadero ejército de voluntarias que es fundamental para mantener la actividad social y cultural del medio rural.

La mayoría de estos proyectos no productivos mejoran las condiciones de vida en los municipios rurales: proyectos que recuperan locales municipales de diversos y múltiples usos, como los de carácter social, deportivo, juvenil, cultural o para el emprendimiento, como bibliotecas, hornos, albergues o refugios, mejora de espacios urbanos o de zonas verdes o dedicados a poner en valor recursos patrimoniales y que refuerzan la identidad local o complementan la atractividad turística local.

No son muy numerosos pero también hay proyectos de mejora medioambiental y contra el cambio climático, como los que mejoran la accesibilidad y la eficiencia energética, los que dan el paso a la utilización de energías renovables en calles y edificios públicos, la instalación de puntos de recarga de vehículos y de puntos limpios o los que apoyan la reutilización comarcal de residuos orgánicos. Y también hay unos pocos proyectos que introducen las TIC en los edificios públicos, facilitan el acceso a internet y a la banda ancha en la localidad o mejoran la seguridad ciudadana.

También hay unos cuantos proyectos mediante los que los ayuntamientos adquieren viviendas que destinarán a usos sociales o a la instalación de nuevos vecinos, como forma de luchar contra la despoblación. Sobre todo en pequeñas localidades, la falta de rentabilidad de las actividades económicas que ofrecen servicios de proximidad, con la consiguiente carencia de iniciativa privada, es sustituida por la iniciativa pública local. Por ello, los ayuntamientos habilitan espacios para multiservicios, pequeños comercios de proximidad o para un bar o espacio de encuentro, o bien para organizar servicios de comidas a domicilio para personas mayores. Pero la difícil viabilidad económica de algunas actividades ligadas a la explotación de los recursos locales también ha llevado a algunos ayuntamientos de pequeñas localidades a habilitar espacios que sirvan para desarrollar actividades productivas, como las de carácter agroalimentario.

Hay proyectos públicos de clara vocación social, como los que consisten en comprar ambulancias, vehículos para el transporte de personas discapacitadas o mayores o ayudas técnicas para personas discapacitadas, así como los proyectos que facilitan la accesibilidad de los bienes públicos a personas discapacitadas.

Además en esta línea se han cofinanciado algunos cursos de formación que responden a necesidades locales, sobre todo en sectores productivos de relevancia local.

Comparte con tus contactosShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on LinkedIn
Linkedin
Redes Regionales Asociadas
ARA. Andalucía RADR. Aragón READER. Asturias Canarias Red Cántabra. Cantabria RCMDR. Castilla-La Mancha HUEBRA. Castilla y León Catalunña REDEX. Extremadura RMDR. Murcia
WP2FB Auto Publish Powered By : XYZScripts.com